sábado, 28 de enero de 2017

Para Dios

Lo había logrado.  Lo imposible, se hizo realidad y, el sólo hecho de saber que pude hacerlo, me hacía muy feliz.

Y digo me hacía, porque de repente, algo pasó y no me quedé a esperar para averiguar lo que era.

Después de tres días sin encontrar la respuesta, la busqué en el lugar equivocado.

Y es que creo que el error está en pensarlo mucho, uno se equivoca y pareciera que no hay marcha atrás, hay que volver a empezar y esa es la parte que incomoda.  Empezar es todo un proceso y, ahora sé que hay que comenzar de nuevo el viaje y, no sé cuándo sucederá.

Ya en este punto no avanzo, ya no estoy caminando hacia una soledad consolidada.  Me había dado cuenta que yo era mi propia felicidad y, que dejaría de buscar algo en otras personas para poder encontrarlo en mí misma.

Pero todo cambia adentro siempre sin avisar y, hay cosas que no te dejan avanzar, porque esas cosas que no sabes como llamarlas son más fuertes que tus decisiones.

Hay que saber esperar aunque uno no sepa a donde va, sólo hay que creer, esperar y, confiar, en ti Dios, sin alejarme ni por un instante, porque si crees que el camino es largo y complicado, sin ti Dios, será imposible encontrar lo que busco.

Sigo siendo feliz, no quiero analizar el porqué de las cosas, simplemente creo y, sólo cuando crees, las cosas empiezan a suceder, aunque a veces puedas equivocarte, no importa.  Sólo seguiré creyendo que las cosas imposibles pasan y pasarán.

Háblame y perdóname, hazme otra vez y ayúdame !








domingo, 18 de diciembre de 2016

La noche

La nada evolucionó.  Ayer después de una confusa noche, mi mente se apartó de mí y, la verdad es que no regresó hasta este momento.

El tiempo que dedico a no hacer nada y a ocuparme de pequeñas cosas al mismo tiempo, para mí es importante y sobre todo relajante.

Eso hice en esta madrugada cuando llegué a casa, acostarme en la cama, ver una telenovela que me encanta (Por ella soy Eva), prepararme algo de comer y, hacer todo con mucha lentitud sin ninguna presión -ni siquiera la de dormir-.

Esos momentos noctámbulos me encantan, porque no pienso en nada pero mi mente no descansa, tengo muchas sensaciones, todas buenas; de paz, tranquilidad y al mismo tiempo como si algo bueno estuviera a punto de pasar.

Así que cual sería mi apuro en  dormir.  En varias ocasiones tú protagonizaste una de estas noches enigmáticas y, te adueñaste del momento, haciéndome creer que eras tú la magia de mi noche. ¡Pero que mentira!.

De a poco he ido entendiendo muchas cosas y, las personas que sólo te brindan magia en momentos esporádicos de tu vida, sólo son ilusiones falsas; que no están presentes mas que en tus pensamientos, aunque las mires, las escuhes, incluso aunque las sientas en tu cuerpo y en tu alma.

Son personas que ni siquiera existen en una dimensión real, sino en un mundo paralelo a este.  No sabía que las personas que aman de verdad ¡No te ofrecen cosas!.

Eso es nuevo para mí, pero no deja de ser la verdad;  las personas reales hacen cosas, te encuentran y, no se presentan ante ti como espejismos inalcanzables, ni te dejan la sensación de frustración, no siembran dentro de ti la imagen de atrapar algo que se desvanece.

Ayer me hiciste falta por un instante, creo que me acostumbré a asociarte con mis noches enigmáticas, pero ellas van a seguir viviendo sin ti.

Escuchaba hace unos días una canción de Ricardo Montaner, que me hizo pensar que era nuestra historia, pero en realidad después de estudiar junto a la noche toda esta situción, he podido rescatar algunas cosas.

Lo que es verdad es que nuestras vidas ya han visto mil colores de sábanas de seda y que,  el amor acompaña y se siente más allá de la vida pero, ya no voy a amarte más.

Viajar a tu lado en el tren, no sólo es un sueño difícil de creer sino que es imposible de vivir.

Esto es una despedida.... contigo.




domingo, 11 de diciembre de 2016

Encontrarte...

Cuando no esperas algo y llega, te emocionas tanto que pronto te das cuenta que es una emoción a medias.

Así como el entusiasmo llega al tope, de la misma forma baja demasiado rápido hasta quedar convertido en nada.

Y eso de llegar siempre al mismo punto ya no me está gustando.

Aún siento algo dentro de mí que me dice que todo va a salir perfecto, que todo lo que guardo dentro y, todos esos sueños se van a convertir en realidad.

Y esto de nuevo es para ti, vivir una historia de un día contigo siempre va a ser genial para mí, no importa en qué parte del mundo te encuentres, siempre voy a sentir que estoy ahí contigo así sólo te vea al otro lado de mi celular.

Siempre ha sido así, en sueños, o en esta realidad, alcanzarte parece imposible.  Pero de todas formas cada vez que vuelvo a hablarte inevitablemente vuelvo a creer en ti y ¡todo lo que dices es real!

Pero después de la fantasía donde todo es perfecto, todo se desvanece y ya no quedan ni palabras, ni ganas, la emoción ha llegado al final.

Así que después de haberme emocionado lo suficiente sólo puedo decir que en esos puntos más altos y puros,  descubro que por ti estoy dispuesta a hacer las cosas que nunca hice ni haría por nadie y, ¡quiero hacerlo!

Pensaba que ya no tenía emociones ni sentimientos dentro de mí, pero ahora sé que se quedaron atrapados en esas piedras donde sólo tu puedes llegar; aunque me haya acostumbrado a estar ahí, eres tú el único que quiero que vaya por mí.

Siempre estás y no estás al mismo tiempo.




martes, 22 de noviembre de 2016

En blanco

"Entre el dolor y la nada prefiero el dolor".

Y no sé si estoy muy de acuerdo con esta frase de William Faulkner, pero hay momentos en los que ese vacío me llena completamente, tanto que no me importan las decisiones que he tomado y, todo empieza a girar dentro de mí.

De repente esa sensación desaparece pero tampoco se llena con algo más.

¿Como el vacío puede llenarte tanto hasta hacerte explotar?.  Esa sensación que no se puede explicar porque no existe, desaparece y, en su lugar no aparece nada, no se piensa en nada ni se siente nada.

Es otra forma de vacío, o mejor dicho ese vacío cambió de forma, sigue sin sentirse, no se manifiesta.

Sé que ese vacío no se llenará porque  el espacio que ocupa esta destinado sólo para eso; solo irán cambiando sus formas y, los gestos en tu cara serán distintos o, en el mejor de los casos ya ni siquiera podrás manifestar con tu cuerpo lo que ese vacío te hace sentir.

Al contrario del dolor que grita dentro de ti y se manifiesta constantemente con angustia, el dolor te hace sentir vivo; en cambio el vacío no te hace sentir nada.

Así que desde la nada les sigo informando si llega a presentarse algún cambio.


lunes, 21 de noviembre de 2016

Eso...

Desconocer una verdad me hace esclavo de una mentira...

Sencillamente algo tan básico como esta frase que escuché hace poco, me hizo comprender que estoy viviendo en un continuo paradigma.

Todo en mi vida ha sido una mentira disfrazada de normalidad y, ¿Quién es normal?, ¿Qué es ser normal?.

Si ser normal es hacer lo que todo el mundo hace y pensar como todo el mundo piensa, definitivamente no soy normal.


Además he descubierto que el principio del fin comenzó mucho antes de lo que imaginaba; lo que miraba en mis recuerdos no era más que una consecuencia de algún hecho macabro que aún no logro encontrar dentro de mí.

¡Sorpréndeme historia mía!, llena todas mis expectativas y cumple mi premonición.

La verdad sigue oculta dentro de mí, pero, saber por dónde va caminando me aterra un poco, es esa verdad que recorre todo mi cuerpo y de la que tengo que deshacerme como sea!.

Es esa verdad la que me persigue día a día, intentando apoderarse de mi esencia. Ella es un completo personaje; es otro ser viviendo dentro de mí, un ser al que repudio.

Voy a encontrarte, para descubrir cómo se puede ser feliz sin tanto que cargar dentro de mí.


martes, 26 de mayo de 2015

Lenguaje confuso

Por qué dejo que esto pase, pierdo los límites y se me olvida hasta donde puedo llegar.

Y mientras escribo mi pecho siente algo extraño.  Estoy cansada de mí misma; porque dije que te soltaría y no puedo.

Porque no puedo callar lo que siento y despedirme de ti cuando quería que hablemos.

Siempre confundo todo, creo que tengo el control pero no es verdad ni un poco.

De nuevo estoy llena de ira y de incertidumbre, me siento rara y, mientras duermes desconoces que ya no te quiero en mi vida, que me controlo para no decirte las verdades que sólo tengo disfrazadas.

Porque es muy fácil que todo el amor que siento cuando es rechazado se vaya transformando en odio, que recorre todo mi pecho, que llega a la garganta y sale de mí en forma de lágrimas que no puedo ni quiero contener.

Porque la sensación no se ha ido, vive en mí y la detesto; detesto amarte como te amo y tener que tragarme cada día lo que pienso de ti.

domingo, 24 de mayo de 2015

Soltarte

...  Sin mirarte, sin tocarte; deje ir tu vida ante mis ojos, deje que mis sueños se corten y que este sentiniento llegue a este punto en el que se ve todo negro.  No se siente, no se toca, no se ve; sólo todo esta negro y, a la vez calmado, ya no se angustia mi alma por tenerte, ya no se muere mi boca por besarte o, mi cuerpo por tocarte.

Sabes porqué, porque ya no estás, te fuiste y me sentí tranquila.  Hasta esto se hace dificil de contar porque el paisaje se quedó vacío, siempre tuvo pocas cosas pero, esta vez se quedó sin nada.

No sé ni dónde estoy ni a donde voy, ni siento el peso de mi cuerpo, siento que floto en este espacio negro que ya no se mueve ni reacciona.

Debe ser tu ausencia, la ausencia de recuerdos, ni siquiera sé como es tu cara o, tu mirada o, tu sonrisa.

...  Simplemente no siento nada...